01800-70-78737 de lunes a viernes de 8:30 a 18:30 hrs.      Comentarios al correo tuopinion@superaki.mx
  • Head

Responsabilidad Social

Bolsa de Trabajo

1

La mano generosa de Don Asís Abraham y de su hermano William, fundadores del grupo, se ve plasmada en múltiples casos. Con su apoyo económico, ayuda y cooperación, contribuyeron en programas y obras urgidos de benefactores comprometidos. La lista es muy larga. Personas de la comunidad civil y religiosa, asociaciones y organismos recibieron a ayuda de Don Asís cuando lo necesitaron.

Quizá su obra maestra sea un proyecto que los señores Asís y William soñaron e hicieron realidad: el albergue San Vicente de Mérida, mejor conocido como La Ciudad Vicentina.


2

La Ciudad Vicentina proporciona diariamente habitación, vestido, alimentación, servicios médicos y medicinas a casi 100 personas, así como rehabilitación para quienes padecen problemas físicos o mentales. El objetivo es mejorar la calidad de vida de sus albergados, proporcionándoles en forma gratuita atención íntegra para lograr una reintegración social, comunitaria y cultural, además de mantener y cuidar su salud. Gracias a sus benefactores y voluntarios que ayudan a esta noble labor.

La ciudad vicentina atiende a personas con discapacidades mentales y físicas, así como personas de la tercera edad. El albergue cuenta con pabellones separados para hombres y mujeres, así como pabellones por edades, para poder dar una mejor atencion a los huéspedes.


3

Las necesidades diarias para las personas que habitan el albergue son muchas entre ellas las de alimentación, vestido, atención médica, artículos de higiene personal y lo más importante el cuidado y la atención de 35 empleados y de varios profesionales en psicología y nutrición, así como los gastos inherentes al edificio y servicios para poder dar una atención humana. Así como la entrega y dedicación de 6 religiosas que han entregado su vida para ayudar al prójimo, la Ciudad Vicentina es una institución no lucrativa bajo el cuidado de las religiosas de la congregación “Las hijas de la Claridad de San Vicente de Paúl”.


4

Desde su fundación en el año de 1978 Don William y Don asís Abraham y ahora el Grupo San Francisco de Asís fungen como los promotores de esta Institución, bajo la filosofía de servicio y solidaridad hacia los más necesitados. Sin embargo toda esta ayuda no sería posible sin la valiosa cooperación de nuestros clientes, que a través del redondeo de sus centavos en cajas benefician a esta noble causa.

Usted puede seguir ayudándonos a ayudar a través de la campaña de redondeo. Cuando usted redondea sus centavos puede estar seguro que su dinero está siendo utilizado de la mejor manera y está siendo puesto al servicio del que más lo necesita.